¿Cómo se fabrica una colonia casera? – por todocolonia.es

Se debe tener en cuenta que una colonia es mucho más económica que cualquier perfume debido a que su esencia es mucho menor.

Fabricar una colonia es relativamente sencillo.

Aquí se deja unos pasos para la fabricación de una colonia:

En primer lugar se deben saber los ingredientes necesarios para fabricar una colonia:

-5% de aceites esenciales.

-65% de alcohol.

-25% de agua.

-5% de glicerina.

Lo ideal es elaborar 100ml de colonia, ya que así se calculan las medidas más fácilmente.

Aquí se deja una lista de posibles aromas para fabricar una colonia casera:

-Fragancia de rosas.

-Fragancia de melocotón.

-Fragancia de melón.

-Fragancia de limón.

-Fragancia de vainilla.

-Fragancia de canela.

-Fragancia de mente.

-Fragancia de eucalipto.

-Fragancia de romero.

-Fragancia de jazmín.

-Fragancia de sándalo.

Una vez se consigan estos ingredientes solo habrá que seguir los siguientes pasos:

- En primer lugar se añadirá el alcohol en un frasco y se irán añadiendo los aceites esenciales muy lentamente.

Se puede elegir la fragancia que más guste a cada uno, eso ya dependerá de los gustos de cada persona.

- A continuación, se tapará bien el frasco y se deberá agitar todo bien para que se mezclen todos los ingredientes.

- En otro bote distinto, se pondrá el agua con la glicerina líquida, se mezclará todo bien y se añadirá al frasco de alcohol. Se volverán a agitar todos los ingredientes.

- Una vez estén todos los ingredientes en el mismo frasco se deberá dejar este reposar durante unas dos semanas en un lugar fresco, oscuro y seco.

Cuando estas dos semanas pasen ya se podrá disfrutar de la colonia casera.

Los beneficios que tiene fabricar una colonia en casa son muchos ya que será mucho más natural que cualquier colonia comprada en cualquier establecimiento, de este modo se ahorrará el hecho de echar al cuerpo productos químicos.

Se debe tener en cuenta que una colonia casera pierde más rápidamente la esencia de aroma que una colonia comprada. Se recomienda poner la colonia en pequeños frascos para poder llevarla en el bolso e ir echando cada 2 o 3 horas, de este modo no se perderá la esencia de la colonia.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae