Jornada en el Colegio de Enfermería de Gipuzkoa para debatir y concienciar sobre la violencia machista

El Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa se ha sumado al Día Internacional contra la Violencia de Género, celebrado el pasado 25 de noviembre, con la organización de una Jornada abierta a la ciudadanía en la que se proyectó el documental 'Volar', producido por Emakunde, y se celebró un coloquio posterior moderado por Gemma Estévez y Amparo Saldaña, enfermeras de Atención Familiar y Comunitaria del CS de Lezo.

Coincidiendo con la Jornada, la sede del COEGI acogió además una instalación de zapatos rojos que se han convertido en un símbolo de las víctimas de violencia machista. La instalación sigue la estela de la artista mexicana Elina Chauvert impulsora de la creación “Zapatos rojos”.

Durante el encuentro se puso de relieve que “en nuestro trabajo desde atención primaria podemos constatar que no solo no disminuyen los casos de maltrato sino que, además, también se dan en la adolescencia, etapa en la que el control de las redes sociales está siendo muy dura”.

El tratamiento que se da en los medios de comunicación a temas relacionados con la mujer (aborto, violaciones, derechos laborales, etc.), así como la publicidad sexista o los micromachismos, fueron otros de los temas que se abordaron en el coloquio.

Grave problema de salud
Gemma Estévez y Amparo Saldaña recordaron que por cada mujer asesinada, otras 10 “quedan discapacitadas de por vida. De hecho, la ONCE atendió en 2016 a medio millar de mujeres con discapacidad que tenía origen en la violencia de machista. Esto es un problema social y cultural estructural de la sociedad, pero también es un grave problema de Salud por las consecuencias que origina, tanto desde el punto de vista de las salud física, como psicológica”, subrayaron.

En este sentido, se puso de relieve que los tipos de violencia contra las mujeres son, por supuesto la física, pero también la psicológica, económica, cultural e incluso sanitaria. “Las mujeres enfermamos lo mismo que los hombres pero nos tratan de diferente manera. De hecho, los laboratorios no investigan los nuevos fármacos con mujeres e, incluso, ante los mismos síntomas, los diagnósticos suelen ser diferentes”, afirmaron en este sentido.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae