Las firmas de belleza, como Perricone MD, evolucionan hasta el límite de "firmar pieles"

Prepararse para esa reunión o evento que se llevaba planificando una semana y, para ella, no solo se piensa el look, también se hace una rutina de cuidado facial que, cada vez es más común, supera los tradicionales y escasos pasos de belleza. ¿Ponerse una mascarilla mientras se desayuna? ¿Añadir un contorno para el párpado superior además del ya habitual para la zona inferior? ¿Elongar las pestañas sin necesidad de postizos? Todo ello se puede hacer con nuevas y revolucionarias fórmulas. “En skincare, buscamos siempre resolver las preocupaciones de los usuarios, y estas son cada vez más específicas. Por ejemplo, en cuidado antiedad podemos ser mucho más concretos con productos diseñados ad hoc para diferentes áreas: cuello, párpados, patas de gallo, labios… son ya innumerables las opciones y, lo mejor de todo, es que se pueden tratar de forma personalizada”, explica Raquel González, directora de educación de Perricone MD, una firma especializada en anti-aging que desgrana cada preocupación relacionada con el paso de los años y la trata en profundidad con productos concretos, tal es el caso de su Essential FX Eye Lid Lift Serum, un suero de contorno de ojos que consigue reafirmar inmediatamente la zona del párpado superior, elevando la ceja para resaltar así un rostro de aspecto más joven.

Pieles personalidad
Son estos aliados tan concretos los que permiten cubrir las necesidades de cada uno y los que hacen que, igual que cuando se viste de un estilo concreto, “la reconfiguración del rostro sea también un sello personal, dando lugar a tipos de pieles que resultan llamativos por diferentes aspectos, ya sea su luminosidad, jugosidad o firmeza, por mencionar algunos de ellos”, añade Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza.

De este modo, si antes se hablaba de la elegancia de actrices como Audrey Hepburn o de los atractivos ojos de Elizabeth Taylor, ahora se comentan las pieles de las celebrities, ya sea por su buen o mal aspecto. “Tanto es así, que el nuevo reto no está en pisar las alfombras rojas con look de maquillaje increíble, sino con el mejor rostro con cara lavada o de efecto cara lavada, algo que es muy difícil de conseguir si la piel que está bajo el maquillaje no se encuentra en unas condiciones óptimas”, comenta Bella Hurtado, directora de educación de Aromatherapy Associates. Esto hace que surjan grandes artículos acerca de famosas como Jennifer López, cuyo rostro a sus 50 años es digno de mención, o la piel de Charlize Theron, trending topic en cada photocall por el que posa.

Entonces, una rutina adecuada es la clave, y para ello resulta imprescindible una buena prescripción de producto. Mientras que antes se acudía a una personal shopper para saber ir bien vestido, o a un personal trainer para aconsejar cuál es la tabla de ejercicios adecuada, ahora se visita a auténticos skin trainers que hacen una cuidada selección de los productos adecuados para cada piel, que atienden a las necesidades más específicas y que establecen curadas rutinas de optimización.

El mejor traje: una buena piel
Chanel ya hizo en su momento referencia al hecho de que las modas cambiaban, pero el estilo perdura. ¿Puede haber algo que represente mejor a una persona que su propia piel? Siempre se lleva puesta y es lo más exclusivo que uno. No es de extrañar entonces que se trate de mantener lo mejor posible para que esté saludable mientras pasan los años, convirtiéndose en referente de estilo de una persona. “No se trata tanto de no envejecer, que al final siempre ocurre, sino de saber envejecer de otra manera, de hacerlo mejor. Para ello, es fundamental seguir una rutina adecuada de ejercicios, una alimentación equilibrada, y un protocolo de cuidado facial adaptado”, explica Ane Miren Cordero, directora estética de Ársenal Femenino. Entre el protocolo personal de cada una aparecen cada vez formulaciones más interesantes y novedosas con el objetivo de revertir el paso de los años, prevenirlo y garantizar una piel saludable. Un ejemplo: los drones cosméticos, una revolución que puede parecer ciencia ficción, pero que ya forma parte de productos de patente propia para asegurar que el principio activo llega al fibroblasto y así reactivar la piel a nivel celular, como ocurre con Liquid Peptides de Medik8.

Realidad, que no naturalidad
Este traje propio que se lleva puesto continuamente no solo se refiere a la piel, sino también a la mirada, puesto que “cada vez somos más conscientes de cuidar el área del contorno de los ojos para que la mirada esté despejada e impresionante. Reconfiguramos el espejo del alma. De hecho, cada vez son más las que acuden a los serums que permiten elongar las pestañas propias, evitando así los postizos o extensiones que pueden incluso dañarlas. La gente utiliza a diario estos productos porque ya son conscientes del beneficio de una rutina de belleza a largo plazo”, confirma Natalia Guerrero, directora técnica de RevitaLash Cosmetics. Ya se busca ir con un efecto buena cara, sino tenerla, y tener que camuflarla lo menos posible. Para ello los usuarios aprenden sobre lo que contienen los productos, algo impensable hace años. “Ya saben qué es el ácido hialurónico, los alfahidroxiácidos, la vitamina C… y no solo los conocen, también saben para qué sirven y cómo usarlos y combinarlos”, añade Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8. A su teoría, Bárbara Fernández, directora del centro médico-estético Dr. Martínez Quindós, suma que “la consumidora de belleza actual es una experta de lo que usa y es fiel casi siempre a una firma. Igual que presumimos de ir de un diseñador en una ocasión especial, también lo hacemos con las firmas que nos aseguran un rostro de diez o de las facialistas que nos tratan la piel”.

“…cuando una usuaria descubre una firma que le gusta, no es poco habitual que dé salida rápida a su tocador para reconfigurarlo e introducir todos los productos de su nuevo referente en belleza”.

Pieles de firma
Es decir, del “¿de quién vas?”, ahora la frase que circula en los cafés o quedadas de amigas es “¿qué piel llevas?”, y en torno a esta pregunta todas entablan una conversación alrededor de sus firmas y productos fetiche. Y es que cuando una usuaria descubre una firma que le gusta, no es poco habitual que dé salida rápida a su tocador para reconfigurarlo e introducir todos los productos de su nuevo referente en belleza. Tal es el caso de aquellas que, por ejemplo, se auto declaran como Mujeres Perriconistas, una firma que genera auténtica adicción para sus usuarias por los beneficios claros de sus productos en las diferentes pieles. Lo mismo ocurre con otras marcas como Medik8, ya que como afirma la Dra. Mª José Burgués, propietaria de Mesbur, su portfolio de productos “cambia pieles, resolviendo los problemas que puedan presentar y reconfigurándolas a medio y largo plazo, para mostrar rostros más luminosos y llenos de vida”.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae