Poesía y chocolate en el San Valentín de Horno San Onofre

Ligues de Whatsapp, amigos de toda la vida, poliamores etc. Todos los días son buenos para celebrar el amor y la amistad. También San Valentín, la fecha que recuerda a aquel sacerdote que, cuando Claudio ll prohibió casarse a los jóvenes para poder mandarlos a la guerra, desafió al emperador romano celebrando matrimonios en secreto, lo que le valió la cárcel y la tortura. Ya en El banquete, Platón teorizaba sobre enamoramientos, y en el Romanticismo, los escritores marcaron un antes y un después combatiendo a base de versos la idea del matrimonio por conveniencia.

Hoy, los poetas multiplican sus espacios expresivos, también (o sobre todo) en redes sociales, y en cuanto a relaciones, desempolvan sus textos de mitos imposibles y apuestan por la libertad y el placer. El emblemático Horno San Onofre ha querido aliarse con cinco de esos autores para maridar sus palabras con uno de los fuertes de estas pastelerías: el chocolate. “Tenemos tres requisitos para las chocolateras con las que trabajamos: que mantengan la fórmula tradicional de manteca de cacao, y por tanto no incorporen otras grasas o sucedáneos, que no haya trabajado ningún niño en la plantación, y que adaptemos las fórmulas de chocolate a cada receta”, explica Ana Guerrero, que junto a su hermana Mónica conduce hoy los designios de estas reposterías madrileñas que fundaron sus padres.

Así, como propuesta para regalar por San Valentín a los amantes más golosos, lanza una edición limitada de Corazones de poesía, de cuatro tamaños distintos, elaborados a base de chocolate blanco, teñidos de colores con tintes naturales y que contendrán en su interior un poema inédito escrito para la ocasión por alguno de los poetas de la cuadrilla que forman Mercedes Cebrián, que despliega su talento escrito en narrativa, poesía y periodismo, y ha publicado una decena de títulos cuyas temáticas van de la gastronomía a Verano Azul; Ignacio Vleming, ganador de premios como el Pablo García Baena, y que además de poemarios propios ha traducido la obra de Elio Pagliarani, y es experto en lugares y sonidos de Madrid; Defreds, un vigués al que le gustan los trenes y escribir, de manera muy directa, en cualquier espacio en blanco, y además de haber publicado una decena de libros es un auténtico fenómenos en redes; María Vera, psicóloga además de poeta, que desde el primer minuto causó sensación con su blog Ojosdecolortormenta, puede presumir de haber recitado junto a grandes firmas de la poesía, su último libro es Escala en Nunca Jamás; y Fran Barreno, diseñador gráfico y amante de la palabra escrita desde que leyó un poema de su abuelo, y cuyo primer libro es Cuerpo a tu tierra.

Además, la inspiración artística de San Valentín también alcanzará los escaparates de Horno San Onofre, que intervendrá, para mantener vivas las brasas del 5 al 15 de febrero, un grupo de estudiantes de Diseño Multimedia y Gráfico de la Escuela Universitaria ESNE: Ana Emejota, María Fernández, Silvia Garcia, Carlota Borrás, Andrea Guerra, Ángela López, Marina González y María González.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae